Loira: Chenonceau, Chamont, Amboise y Tours

INTRO

La ruta de hoy en el Loira es de nuevo sorprendente castillo tras castillo y ciudad tras ciudad medieval. En primer lugar visitamos el castillo que más nos gustó de todos los del Loira, el castillo de Chenonceau, construido sobre el río Cher. Es una joya arquitectónica por fuera y por dentro. Una de nuestras estancias preferida es el despacho hexagonal con vistas al rio, aún muy impreso en la memoria.

Posteriormente fuimos al castillo en el que Diana de Poitiers, beneficiaria del primero, recibió tras ser desalojada por la mujer de su amante, el castillo de Chaumont–sur-Loire que tampoco está mal como segunda opción. Posteriormente visitamos la bonita ciudad de Amboise, ciudad donde Leonardo Da Vinci vivió al final de sus días. Y de camino de vuelta, la ciudad de Tours, con sus preciosas e increíbles casas y plazas medievales.
Loira: Chambord, Cheverny y Blois

INTRO

El Castillo de Chambord es el más impresionante en tamaño de los castillos del Loira. Vamos frescos y energéticos para visitar el interior del castillo que está muy bien conservado y la visita estancia tras estancia es muy entretenida.

Siguiendo la interesante ruta de hoy, el siguiente castillo es del de Cheverny que nos resulta familiar ya que es el castillo tantas veces ilustrado en los comics de Tintin. El exterior es muy bonito, se diría más un palacio o casona que castillo. Sus estancias están decoradas con motivos de Pascua, juguetes de Lego, y otros juguetes y objetos como si fueran parte de las diferentes escenas de un cuento. Está preparado para las visitas con niños, incluyendo una exposición de Tintin en un edificio aparte del castillo que forma parte del recinto.

Y para terminar el día, visita al precioso pueblo medieval de Blois, con sus antiguas casas medievales, castillo, iglesias y puente sobre el rio en una ciudad muy bien conservada y que nos retrotrae al pasado por unas horas en una fresca y soleada tarde de primavera.
Loira Loches Montresor

INTRO
Entramos en el mundo de los castillos de cuento, en reinos lejanos donde los reyes y vasallos, príncipes y princesas habitaban en castillos encantados con preciosos jardines y protegidos de posibles enemigos invasores. Los Castillos del Loira no se parecen a nuestros castillos medievales, su estilo arquitectónico es renacentista francés. Algunos son más bien palacios y mansiones en los que podemos encontrar torreones, puertas fortificadas e incluso foso que quizás pertenecen a épocas anteriores a la construcción que podemos ver hoy día.
Los pueblecitos que se encuentran en el Loira son encantadores, casitas de cuento donde siempre encontramos un castillo o château. Comenzamos nuestra ruta por el Loira visitando Loches, Montrésor y Montrichard, tres bonitos pueblos que nos dan la bienvenida a esta ruta de los Castillos del Loira, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Cruce Andino

INTRO

El Cruce de Lagos Andino es una mítica y muy recomendable excursión de un día por lo interesante del trayecto y los bonitos paisajes por los que se pasa.
La ruta consiste en un conjunto de siete trayectos diferentes de los cuales cuatro son por carretera y tres por barco. Un día muy dinámico y entretenido en medio de la naturaleza que rodean las cordilleras andinas.
Partimos de Bariloche  hasta Puerto Varas, ya en Chile, pasando por tres lagos procedentes de glaciares donde los colores del agua y los paisajes son realmente llamativos.
Bariloche - P.N. Nahuel Huapi

INTRO

El Parque Nacional Nahuel Huapi bien merece una visita. Nuestro primer destino dentro del parque fue la ciudad de Bariloche, centro vacacional donde aún quedaba algo de nieve y donde grupos de niños en viaje de estudios se deslizaban en trineos montaña abajo. El entorno es muy bello, montañas, lagos, la Ruta de los 7 lagos, el volcán Tronador, el Valle Escondido, el bosque de Arrayanes, el lago Hermoso, el volcán Lanín…suficientes tentaciones para pasar unos días por allí.
Ushuaia, conquistando el Fin del Mundo

INTRO

Partimos en avión desde El Calafate donde hemos vivido experiencias maravillosas como los Glaciares de Perito Moreno y Upsala . Sobrevolamos con mucha emoción el área de la Tierra de Fuego para aterrizar en Ushuaia 'bahía profunda', en el Fin del Mundo y principio de todo.
La ciudad de Ushuaia tiene construcciones modernas, con algún oasis de interés como el Museo Marítimo y la antigua Prisión del Fin del Mundo. Por lo demás es una ciudad pequeña y moderna tiene cierto estilo nórdico tanto arquitectónico como en el ambiente que se respira. No parece que estemos en Argentina ni en ningún lugar de Latinoamérica.
En el Parque Nacional de Tierra de Fuego, visitamos Bahía Lapataia y también hicimos una travesía en catamarán por el canal de Beagle buscando sus principales atractivos, los pingüinos magallánicos y el Faro del Fin del Mundo, llamado así después de la novela de Julio Verne del mismo nombre.
El Chaltén, el mirador de Cerro Torre y Fitz Roy

INTRO

Seguimos nuestro road trip hacia El Chaltén, pequeño municipio a las faldas del mítico Fitz Roy o Chaltén. Saliendo de Calafate, gran parte de la ruta bordea el azulado lago Argentino y posteriormente el lago Viedma en un entorno y árido. El viento es muy intenso y resulta muy desagradable salir del coche y hacer alguna foto.
Después de algo más de 3 horas de viaje llegamos a esta pequeña ciudad de clima inclemente e inestable donde el viento sigue siendo fortísimo, en un día frio de enero en el verano austral. Más que una ciudad es un pequeño poblado de poco interés arquitectónico donde solo vienen aquellos que quieren visitar la zona. Hay algún hotel, algún supermercado, algún restaurante y unas tiendas de ropa deportiva. Desde El Chaltén se ven las montañas muy cerca, destacando el Cerro Fitz Roy y el Cerro Torre.
Después de informarnos de posibles rutas de trekking para hacer el día siguiente, salimos a visitar la verde Laguna del Desierto. Son 37 km de camino y google indica actualmente algo más de una hora, la carretera ha debido mejorar ya que nosotros tardamos ¡4horas!
Al día siguiente, nos decidimos por una sencilla ruta de senderismo de 10 km hacia el Lago Torre y las faldas del Cerro Torre y Fitz Roy, con el lago glacial como base. Los miradores que encontramos al término de la caminata ofrecen vistas espectaculares.
Glaciar Upsala Lago Argentino

INTRO

El Glaciar Upsala es uno de los glaciares argentinos más impresionantes y bien merece mención especial en nuestra serie patagónica y un reportaje enterito.
La visita al glaciar Upsala la hicimos en un día y es imprescindible en una visita a la Patagonia. El glaciar es impresionante y las vistas panorámicas al glaciar desde determinadas zonas es casi irreal. El azul turquesa lechoso del lago Argentino en contraste con blanco del glaciar podría utilizarse para denominar ese color, “azul turquesa Upsala”, inolvidable.
P.N. de las Torres del Paine

INTRO


Parque Nacional Torres del Paine es uno de los más grandes e importantes de Chile y está reconocido como uno de los parajes más bellos del planeta. No es de extrañar, la simple visión de estas montañas imponentes y de los lagos de color turquesa, de aspecto lechoso, que se han formado por los glaciares y bosques vírgenes son recuerdos que se guardan para siempre. Las montañas que reciben este nombre son míticas para escaladores y senderistas. En abril de 1978, fue declarado Reserva de la Biósfera por la UNESCO, integrando el selecto grupo de las zonas representativas de los distintos ecosistemas del mundo.
Las Torres se ven desde mucho antes de llegar y paramos el coche una y otra vez para hacer fotos ya que conforme avanzamos descubrimos distintas perspectivas. Está lejos de todo, ahora entendemos por qué son tan caros los alojamientos, todo está en el medio de ningún sitio y a veces las carreteras y caminos no son muy buenos.
Una vez allí caminamos por senderos de increíbles vistas. También fuimos al glaciar y lago Grey en una excursión en barco.
Glaciar Perito Moreno

INTRO


El glaciar Perito Moreno es el más impresionante de todos los que hemos visto por su grandeza pero ante todo por su belleza y espectacularidad.
Al azulado Perito Moreno nos acercamos con un coche alquilado un 8 de enero y estuvimos 8 horas seguidas contemplándolo, no podíamos apartar los ojos del glaciar. Después de este día salimos al El Chalten y Torres del Paine y cuando volvimos de nuevo a Calafate, el 11 de enero, teníamos un día libre y decidimos volver al glaciar. En esta segunda ocasión fuimos en taxi, con un taxista a quien propusimos la visita y que conducía como un loco. Una vez allí cogimos un barquito y en una excursión de una hora nos llevó muy cerca del glaciar y de los bloques de hielo que pueden llegar a alcanzar 60 metros de altura. Ir al glaciar es algo para hacer al menos dos veces en la vida. Nos faltó hacer un trekking sobre el hielo por lo que habrá que volver una tercera vez.

Printfriendly