Rumania




Rumania es un destino muy completo, con una importante diversidad natural y cultural y que es aún es muy desconocido. El país ofrece al visitante paisajes salvajes de una belleza intacta con la presencia de los Montes Cárpatos, varios parques naturales y el Delta del Danubio, ya en el Mar Negro. Tiene un gran patrimonio cultural y religioso, sobre todo en la región Bucovina, donde se encuentran la mayor parte de sus iglesias ortodoxas pintadas reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. También encontramos un interesante patrimonio en sus monasterios. La arquitectura de las casas se suma para ser una razón más para la visita, diferentes según nos vamos moviendo entre zonas.

En Transilvania, tierra de leyendas y tradiciones, encontramos varios castillos entre los que destacamos el Castillo de Bran, relacionado con la leyenda del Conde Drácula y el de Peles y Pelisor, que parecen que estén sacados de un cuento al igual que las casas de la zona. Las ciudades medievales de Brasov, Sighisora, Cluj Napoca, Alba Julia, Sibiu y las Iglesias Fortificadas son el secreto mejor guardado de Rumania, imprescindibles en una ruta en el país y que se suman a la lista de la UNESCO. Otro atractivo más son las minas de sal y la Salina Turda, un verdadero museo de la historia de la minería de sal.

Bucarest es el último destino de nuestro viaje de 9 días y resultó una interesante y agradable visita, a pesar de sus atascos y de la inmensidad de la ciudad. La pequeña París de otros tiempos mantiene cierto encanto de aquella época y cuenta a través de sus edificios la historia de los episodios difíciles por los que ha pasado. El Palacio del Parlamento, construido bajo el régimen de Ceausescu, es el gran testigo de su historia reciente. Esa mezcla de la arquitectura que sobrevivió a los vaivenes de su historia, edificios impresionantes en su elegancia y magnificencia y otros en ruinas, los edificios del régimen comunista, una gran actividad cultural y el ambiente y la alegría de la gente en las calles y terrazas hacen de Bucarest una ciudad con mucho encanto y con aires de resurgimiento.

Para el viajero que disponga de más días, una opción es extender el viaje un par de días para visitar las Iglesias de Madera de Maramures, si el viaje es entre julio y septiembre, pasar por la carretera zigzagueante de Transfagarasan con paisajes espectaculares que conecta las regiones de Transilvania y Valaquia y el Delta del Danubio y la Costa del Mar Negro en Dobrogea. Y el viaje se puede extender tanto como se quiera por el resto de las regiones menos conocidas del país.

Los rumanos son muy amables, y sienten mucha conexión con los españoles. Muchos han vivido en España o tienen familia que vive aún aquí y visitan de vez en cuando. Nos hablan es español en muchas ocasiones y siempre están intentando ayudarnos si ven la ocasión. Nos encontramos como en casa.


MOSAICO

Puede que tarde unos segundos en cargar, espera un poquito, merece la pena


¿Quieres estar estar informado de las ultimas publicaciones en el blog?
      
Clica en el Me Gusta del Facebook


NUESTRO RECORRIDO

Esquema de nuestro viaje por Rumanía

Mapa road trip Rumanía

Iitinerario de nuestro Road Trip en Romania
Día 0: Madrid - Bucarest
Día 1: Sinaia - Bran - Rasov - Brasov
Día 2: Brasov - Prejmer - Harman - Viscri - Biertan - Sighișoara
Día 3: Sighișoara - Lago Rojo - Garganta Bicaz - Piatra-Neamț - Voronet - Monasterio Humor - Suceava
Día 4: Suceava - Dragomirna - Arbore - Sucevita - Moldovita - Cluj Napoca
Día 5: Cluj Napoca - Turda - Huneadora - Alba Julia
Día 6: Alba Iulia - Sibiu
Día 7: Sibiu - Bucarest
Día 8: Bucarest - Madrid


REPORTAJES

Semanalmente publicaremos un reportaje nuevo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu comentario al post

Printfriendly