Salinas de Añana, el Valle Salado - Pasaporte a Wonderland

Salinas de Añana, el Valle Salado

Salinas de Añana, valle Salado

Desde la prehistoria, la sal ha sido un elemento básico en el día a día de la especie humana. La naturaleza ha querido que en el valle de Añana, gracias a unos manantiales con una alta graduación salina, se haya podido producir sal durante miles de años. Vamos a descubrir el Valle Salado de Salinas de Añana.

Organiza tu visita

Reservas
Para poder hacer las visitas hay que hacer y pagar las reservas previamente online.

Presentarse en el Centro de Visitantes 15 minutos antes de comenzar la visita

Web de reservas: https://vallesalado.com/Reservar
Teléfono de reservas: 945 351 111
Email de reservas: reservas@vallesalado.eus

Horario
1 Abril – 15 octubre (TEMPORADA ALTA)
09.45 – 14.30 15.45 – 19.30

16 Octubre – 31 de marzo: (TEMPORADA BAJA)
11.00 – 12.30
Fines de semana y festivos 10.00 – 16.00

Precio Entradas
Temporada Alta (incluye Spa Salino)
Adultos Valle Salado 8 €
Adultos manantiales 9.5 €
Niños hasta 12 años acompañados: 0 €
Entrada + cata: 9.5 €

Temporada Baja
Adultos Valle Salado 7€
Adultos manantiales 8.5 €
Niños hasta 12 años acompañados: 0 €
Entrada + cata: 8.5 €

Taller Salinero (reservas solo 945 35 11 11 / reservas@vallesalado.eus)
Adultos 8€
Niños 5 €

Como llegar

Salinas de Añana es una pequeña localidad de156 habitantes que se encuentra a 30 km al oeste de Vitoria-Gasteiz.

Milenario Valle Salado

Añana y su valle han sido testigo de la producción salinera durante los últimos milenios y la forma de trabajar la sal no varió apenas desde la época de los romanos hasta mediados del siglo pasado. Actualmente la producción está activa gracias a un programa de recuperación de la Fundación Valle Salado de Añana.

La Fundación Valle Salado de Añana tiene tres objetivos

  • Mediante un proceso sostenible recuperar y conservar el patrimonio cultural y medioambiental
  • Producir sal de forma tradicional y sostenible, dirigiendo los ingresos auto financiar el proyecto
  • Promover la participación ciudadana con iniciativas turísticas y culturales
Valle salado de Añana

En el valle de Añana hay varios manantiales que emanan salmuera a la superficie terrestre con una alta salinidad del 21% (el mar Atlántico tiene una salinidad del 3.6%).  Aprovechando que varios manantiales alcanzan el flujo constante de 2 litros/segundo, se dan las condiciones optimas para la elaboración de la sal.
Con un total de 12 hectáreas dedicadas a la explotación salina, la salmuera se acumula en 828 pozos que se distribuyen por una red de 4 kilómetros de canales de madera hasta llegar a 2000 eras dedicadas a la producción de sal. Estas eras horizontales son una terrazas que están sostenidas con entramados de madera, dotando al paisaje de Añana de un aspecto único.

Eras Salinas de Añana
Eras Salinas de Añana

Entramados de madera para la sujeción de las eras

Entramados de eras salinas de Añana
Entramados de eras salinas de Añana
Panorámica

Desliza la fotografía ara ver la panorámica completa

Breve Historia

Hace 251 millones de años todos los continentes estaban unidos en un único continente, Pangea. Añana se encontraba bajo el agua y, millones de años después, este agua fue evaporándose y se produjeron diferentes fenómenos geológicos que afloraron a la superficie una capa de sal muy gruesa. Con el agua de lluvia y estas materias se crean los manantiales salinos que dan origen a las salinas.

Los historiados y arqueólogos han demostrado que hace 6700 años ya se producía sal en el valle. En la prehistoria, para la producción se utilizaban otros medios diferentes a los actuales que apenas han cambiado desde la época de los romanos. Los romanos idearon el sistema de evaporación de la salmuera en las eras y edificaron una ciudad llamada Salionca (a 6km de la ubicación actual) que daba cobijo a todos las personas que se dedicaban a la explotación salina. Esta ciudad fue utilizada desde el siglo I a.C. hasta el siglo V,  desplazándose posteriormente a Añana.

En el año 822 se citan las salinas en un manuscrito del monasterio de San Román de Tobillas. Durante siglos las salinas sufrieron el asedio de visigodos y musulmanes en busca del control de explotación de este oro blanco.  En 1140 Salinas de Añana fue nombrada villa, siendo la villa más antigua de Álava.

Durante numerosos siglos la salina fue explotada a pleno rendimiento hasta que en la segunda mitad del siglo pasado deja de ser rentable y se abandona la explotación.

En 2009 se crea la fundación encargada en la recuperación de la salinas.

Proceso de producción de la sal

La producción de la sal en Añana se centra en los meses más cálidos y con los días más largos, de mayo a septiembre. El resto de meses se dedican al mantenimiento de las instalaciones que se deterioran fácilmente debido al salitre.

La salmuera proveniente de los manantiales se conduce hasta las eras horizontales por unas canalizaciones. Se llenan las eras con un grosor de entre dos y cuatro centímetros de salmuera y se deja que el sol y el aire comiencen a evaporar el liquido de la salmuera

Conducciones salmuera Salinas de Añana
Conducciones salmuera Salinas de Añana
Conducciones salmuera Salinas de Añana

Con el trabuquete se llena las eras con la salmuera canalizada

Eras llenas de salmuera

Eras con salmuera Salinas de Añana
Eras con salmuera Salinas de Añana

A las 4 horas de depositar la salmuera comienza la cristalización, se crea una fina película que cubre la superficie de la era cuando el liquido se evapora. Esta pequeña capa es conocida como flor de sal, habría que seguir removiendo para que la salmuera se cristalice homogéneamente.

Cristalización sal Añana
Cristalización sal Añana

Antes de que se evapore todo el agua se recoge toda la sal de la era en un par de montones y se introducen en cestos de castaño donde pasa un corto espacio de tiempo al sol para escurrir el liquido que contiene la sal.

recogida sal Añana
recogida sal Añana

La sal recogida se almacena en la parte baja de la salinas y en el mes de Octubre ya se lleva definitivamente a otro almacén donde se limpia y se prepara para la comercialización.
Diferentes formaciones de sal

Formación sal en Añana

En las canalizaciones y entramados hay filtraciones de salmuera que producen estalactitas de sal de gran pureza y calidad llamadas chuzos. La producción de estos chuzos es única en el mundo y teniendo en cuenta que  la cantidad producida es muy baja, poseer un chuzo de Añana es como si se tuviera un tesoro.

Cuzos Salinas de Añana

La calidad de la sal de Añana es excelente y varios cocineros de renombre como Atxa, Berasategi, Aduriz, Subijana o Roca entre ellos son embajadores que promocionan la calidad de la sal de Añana. También poseen partidas importantes de la mejor sal para sus restaurantes

Tipos de Visitas

Para poder visitar el valle salado habrá que hacer la reserva previamente y presentarse con cierta antelación ya que la visita es guiada.

Visita guiada salinas de Añana

En temporada alta, con la entrada esta incluido el spa salino, donde podremos meter los pies y las manos.  Disfrutaremos de los poderes terapéuticos de la salmuera que nos ayudará en mejorar  nuestra circulación sanguínea y problemas de artrosis y de la piel.

Spa salino SAlinas de Añana

Otra opción es contratar el servicio de taller salinero, donde podremos sentirnos verdaderos salineros colaborando en los diferentes procesos de la producción de sal, esta actividad es idónea para realizar en familia con los pequeños de casa.

Taller salino de Salinas de Añana

Además, se puede alargar la visita a los manantiales de Añana y poder conocer el origen de todo el entramado. También hay opción de hacer una cata salina, donde se podrán a prueba las cualidades olfativas y gustativas y catar las diferentes sales que se producen en el valle: flor de sal, sal mineral, sal liquida y los peculiares chuzos

Estamos a finales de Julio y muchos campos campos de girasoles lucen un color dorado, nos sorprende la gran cantidad de  girasoles que nos encontraremos por la comarca y en las Merindades.

Girasoles en las Merindades
Girasoles en las Merindades

7 comentarios en “Salinas de Añana, el Valle Salado

  • el 23 mayo 2020 a las 00:29
    Permalink

    Nosotros la mayoría de salinas que conocemos están en las islas. Aunque he visitado un par de veces Vitoria-Gasteiz no tenía ni idea de la existencia de las salinas de Añana. Una pena que un lugar con casi siete milenios de historia fuese abandonado no hace tanto. Menos mal que la Fundación Valle Salado de Añana ha permitido la recuperación de las salinas y de su «oro blanco». ¡¡Ojalá podamos visitarlas pronto!! Así nos traeríamos un sabroso recuerdo.

    Respuesta
    • el 24 mayo 2020 a las 15:38
      Permalink

      Hola Familia!
      Cuando subáis a Euskadi algún día, es un sitio que deberíais visitar

  • el 23 mayo 2020 a las 11:29
    Permalink

    ¡Hola chicos!
    No conocemos todavía la zona de Vitoria-Gasteiz, pero es que ni nos sonaba que hubiera unas salinas por allí. La verdad es que parecen muy chulas, y nos han recordado un poquito a las de Maras, en el Valle Sagrado (Perú), así que lo añadiremos a la lista de lugares que ver en el País Vasco.
    Nos alegra mucho ver que hay iniciativas como la de la Fundación Valle Salado de Añana, que conserva tesoros como este intentando producir, además, de manera sostenible e implicando a la gente con actividades y visitas.
    Por cierto, me han encantado las fotos de los primeros planos de la sal 🙂

    Respuesta
  • el 23 mayo 2020 a las 19:21
    Permalink

    Tuve la suerte de visitarlas en junio del 2016 causandome una agradable impresion, Fuimos un grupo de compañeros de maquinistas de RENFE de la 34 promoción con motivo de nuestra reunion anual en Miranda de Ebro para celebrar nuestro 41 aniversario de ingreso en Renfe , es un lugar que merece la pana conocer, jamas hubiese pensado que existia tal maravilla en ese valle, y eso que estuve destinado en esa Localidad 1978

    Respuesta
    • el 24 mayo 2020 a las 15:33
      Permalink

      Que bonita manera de celebración, me alegro.
      la verdad hay muchas joyas que tenemos al lado de casa y no las conocemos

  • el 24 mayo 2020 a las 10:58
    Permalink

    Hemos estado en otras salinas, pero no conocíamos de la existencia de las Salinas de Añana. Nos parece una buena idea para nuestro próximo viaje a la zona de Vitoria-Gasteiz. Es una pena que estuvieran abandonadas por tanto tiempo, siempre que algo no sale rentable se rechaza y se abandona, pero existen nuevas maneras de sacarle beneficio, como es en este caso a través de visitas guiadas. Muy buena información, un saludo.

    Respuesta
    • el 24 mayo 2020 a las 15:36
      Permalink

      Esta visita es un complemento a una visita a Vitoria, muchos museos que conozco del País Vasco que conozco que se dedicaban a la industria antiguamente, fueron abandonados en su día porque no eran rentables ante la evolución de los tiempo y la modernidad industrial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *