Aitzulo y Orkatzategi desde Araotz - Pasaporte a Wonderland

Aitzulo y Orkatzategi desde Araotz

Nos vamos a adentrar en un valle escondido en las profundidades de la provincia de Gipuzkoa. Realizaremos una ruta desde el barrio de Oñati llamado Araotz para conocer el ojo de Aitzulo y el monte Orkatzategi, que ofrece una vistas inmejorables del embalse de Urkulu, el valle Debagoiena e infinidad de montañas entre las que destacan Udalaitz y Anboto. Aitzulo es una enorme cavidad en la roca que se abre al valle, esta cueva nos recuerda a la cueva de Zugarramurdi en Navarra o a la búlgara de Devetàshka.

Camino del agua: PR-GI 3003

En esta entrada vamos a realizar una cómoda caminata desde Araotz para conocer el ojo de Aitzulo y la cima de Orkatzategi, entre otros lugares.

Distancia: 9.5 km
Desnivel: 570 m

Cartel que se encuentra al inicio de la ruta PR-GI 3003 llamada Camino del Agua

Valle escondido de Araotz

Vistas desde el mirador del puerto de Udana. Al fondo se encuentra nuestro destino Aitzulo y Orkatzategi, dos colosos rocosos que dominan el valle.

Araotz es un barrio rural de la localidad guipuzcoana de Oñati. Se sitúa en un valle escondido en la Gipuzkoa profunda, sus montañas ya limitan con Álava. Desde Oñati tomamos la carretera que asciende al Santuario de Arantzazu, una vez llegados a la altura del restaurante Urtiagain nos desviaremos a la derecha por una estrecha carretera descendente que nos acercará al barrio de Araotz.

Este pequeño valle esta lleno de lugares interesantes como las ermitas de Sandaili y Santa Cruz, las cuevas de Arrikutz, y senderos y montañas como Andarto y Orkatzategi. Recorreremos un terreno kasrtico idóneo para escaladores y caprichos de la naturaleza como el ojo de Aitzulo.

La iglesia de San Miguel del siglo XV  está situada en el centro de Araotz, desde aquí comenzará nuestra ruta. En 1511 nació en Araotz el explorador Lope de Aguirre, líder  de una expedición en la búsqueda de El Dorado.

Eguzkilore en las puertas de los caseríos vascos protegen las casas de los principales males como ya contamos en nuestra ruta del gigante handia de Altzo.

Realizaremos la ruta circular  en sentido inverso a las agujas del reloj. Comenzaremos a bajar hasta la parte baja donde se encuentra la barriada de Zubia. Giramos la cabeza para ver Araotz y su iglesia y al fondo la mole rocosa de Andarto.

Esta fresca mañana ha dejado los campos llenos de rocío que asoman en las telarañas.

Ascendemos poco a poco pero sin tregua por un cómodo camino y no dejamos de disfrutar de las maravillas de este escondido valle.

En la mitad de la subida encontramos los terrenos de algún artista que ha decorado los limites de sus terrenos con curiosas obras.

Tras 2.5 km recorridos llegamos a uno de los lugares naturales mas sorprendentes del País Vasco, el ojo de Aitzulo. Una sorprendente cavidad en la roca kartica de una colosal magnitud que, con el paso del tiempo ha sido erosionada por el viento y el agua. Algunas tradiciones orales antiguas citan que el origen es obra de demonios y duendes.

Aitzulo tiene tres cavidades, dos que se dirigen hacia el cielo y otra que se dirige al valle de Oñati.

MdM posando en la cavidad de entrada

Esta es la cavidad más impresionante, la que da al valle. Mostramos dos fotos tomadas en diferentes excursiones hasta Aitzulo, con y sin niebla en valle. Nos podemos asomar por la parte izquierda de la foto a un pequeño resalte pero no es apta para todas las personas, ya que el corte hacia el valle impresiona mucho.

Mientras MdM descansa y recupera fuerzas, KxK se acerca al expuesto resalte y se asoma al corte vertical para tomar infinidad de fotografías.

En la fotografía mostramos el final del resalte y parte del valle donde distinguimos la carretera ascendente que va a Arantzazu y la descendente que nos ha llevado hasta Araotz.

A KxK le encanta esta ruta y la repite habitualmente, en las dos siguientes fotografías vemos a sus acompañante posando en la cavidad. La primera pertenece a una salida montañera infantil organizada por nuestro grupo de montaña Izadi-Zaleak y la segunda es con la celebrity MdM.

Continuamos la ruta por encima del farallón kartistico que hemos visto en Aitzulo. En su parte superior es un terreno herboso muy como de andar, en la parte derecha está el valle de Debagoiena que se encuentra bajo la niebla.

Vemos a un hermoso caballo alimentándose con la húmeda hierba.

Pero su primo no ha tenido igual fortuna, ha fallecido en mitad de las campas. Primeramente fue el banquete de la familia de buitres que habitan en la zona y posteriormente…

los gusanos y larvas terminaron con la poca carne de caballo que quedaba.

El Embalse de Altzgain, construido a principio del siglo XX, recoge el agua de la parte alta de la montaña para canalizarla hasta la central eléctrica de Oñati.

Si continuamos por la PR-GI 3003 continuaríamos por las canalizaciones de agua del embalse. En el mosaico vemos diferente tramos de los tubos: al aire libre, sobre puentes o tapados por losetas. Cuando hicimos la ruta con Izadi Zaleak pasamos por aquí, pero si queremos ascender a Orkatzategi, dejamos este tramo a nuestra izquierda.

Orakatategi mirador al valle

Desde el embalse comenzaremos ascender poco a poco hasta la cima de Orkatzategi (868m), una autentico mirador que domina todo el valle de Debagoiena que en estos momentos se encuentra bajo la niebla.

Los míticos Udalitz y Anboto asoman vigorosos sobre la niebla

Desde la cima de Orkatzategi nos asomamos al abismo y divisamos caseríos entre la niebla

Las vistas que ofrece Orkatzategi son inmejorables: el embalse de Urkulu que suministra agua a los localidades de Debagoiena y los colosos montañeros de Udalaitz y Anboto.

Fotografía tomada en el mismo lugar pero sin niebla ni gente.

El embalse de Urkulu se puede bordear por su bidegorri o camino peatonal

Panorámica desde Orkatzategi

Desliza el cursor para ver la pano entera

Tras un rápido descenso de la cima de Orkatzategi recorremos el cordal Ugastegi que delimita los terrenos de Oñati y Aretxabaleta. En este cordal nos encontraremos varias estaciones megalíticas, como los túmulos de Linatza

Recorremos el cordal acercándonos a la ermita de Santa Cruz, con los eólicos de Elgea y Andarto como testigos

Ermita de Santa Cruz al final de cordal, para continuar nuestra ruta retorceremos unos metros para descenderá a Araotz por un camino de hormigón con fuertes pendientes.

Bonitos caseríos de Araotz al final de nuestra ruta

Sandaili ermita en la cueva

Regresamos al coche y 2.5 km más abajo, antes de abandonar el valle hacemos una parada. La ermita Sandaili o San Elias está situada en la parte baja de la farallón rocoso de Aitzgain que hemos visitado hace unas horas. Esta ermita fue construida dentro de la cavidad rocosa. En la roca hay excavada una pileta que almacena agua que mana de la cueva. Hasta el siglo pasado las creencias populares han atribuido a estas aguas diferentes poderes de fertilidad que usaban las mujeres del valle que no se quedaban embarazadas.

Un antiguo edificio construido también sobre la roca de Sandaili

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *