EuskadiGipuzkoa

Ferrería y Molinos de Agorregi

Parque Natural de Pagoeta

El conjunto de ferrería y molinos de Agorregi se encuentra ubicado en el Parque Natural de Pagoeta, en la localidad de Aia (Gipuzkoa), cercano a localidades costeras como Orio, Zarautz, Getaria y Donostia. Pagoeta fue declarado Parque Natural en 1998, siendo inicialmente un conjunto de propiedades y enclaves que pertenecían a la Diputación Foral de Gipuzkoa, entre ellos Laurgain Altzola, Iturraran, Agorregi y Bekola.

Este espacio protegido abarca una extensión de 2,860 hectáreas donde nos encontramos no solo con los animales y flora que habitan en el parque, sino también con el valioso patrimonio. Dentro de este legado destaca la ferrería hidráulica de Agorregi que en épocas pasadas era crucial para la obtención de hierro. Además de la ferrería, en los alrededores encontramos cuatro molinos de cereal que también aprovechan la fuerza del agua. Aunque estas dos industrias difieren en sus objetivos, comparten la necesidad de utilizar el agua como fuerza motriz. Es por eso que se ubican estratégicamente en este enclave donde convergen las aguas de varios arroyos.

Para iniciar tu exploración en el P.N. de Pagoeta, debes dirigirte a Iturraran, no solo como centro de bienvenida para los visitantes, sino también como el epicentro de interpretación del parque. Este encantador caserío del siglo XVIII conserva su estructura original de madera, evocando la esencia de Igartubeiti.

Información práctica del Parque Natural

     Laurgain Auzoa 12, 20809 Aia (Gipuzkoa)      X: 568530 Y: 4788891

     https://www.gipuzkoanatura.eus/es/parketxes/iturraran

     943 83 53 89

     iturraran@gipuzkoanatura.eus

     SEP-JUN M-D 10:00 – 14:00      JUL-AGO M-V 10:00 – 14.00 16:30-18:30 S-D   10:00 – 14.00

     Adultos: 1 €   Niños (5 12 años): 0,50€

Información práctica de las visitas a la ferrería y molinos de Agorregi

     MAR- JUN Domingos y Festivos JUL y SEP Sábados, Domingos y Festivos AGO De jueves a Domingo OCT-DIC Domingos y Festivos

11:15 Euskera 12:00 Castellano

     Gratis pero con cita previa

SL-Gi 4001 Agorregi: hierro y agua

Después de explorar el centro de visitantes de Iturraran, optamos por emprender una corta ruta circular denominada SL-Gi 4001 Agorregi: Hierro y Agua. A la mitad del recorrido atravesamos el complejo de Agorregi, donde disfrutamos de una visita guiada.

Distancia: 4 Km

Desnivel: 150 m

Circular: Si

Distancia a Agorregi en sentido horario 2.6 Km

Dificultad Técnica: Fácil

Mapa y localizaciones de la ruta

Perfil de la ruta

Panel Informativo

Partiremos desde la parte trasera de Iturraran y seguiremos las marcas blancas y verdes; la ruta está perfectamente señalizada. Después de un ligero descenso, cruzaremos un cercado que delimita los terrenos de Iturraran, empezando así un constante descenso por una amplia pista en el bosque. En la parte inferior de la bajada, la pista se conecta con una carretera asfaltada que lleva a Agorregi; giraremos hacia la derecha, dejando el parking para aquellos que visitan la ferrería directamente a nuestra izquierda.

Señalizaciones hechas en hierro

La ruta discurre paralela al río Altxerri. En nuestra visita en julio, notamos que el caudal era reducido. Tenemos que recordar que el agua de este río solía poner en funcionamiento la ferrería de Agorregi y los cuatro molinos de la zona.

El molino de Elordi es el primero que veremos en nuestra ruta.

Canal de agua para el molino de Elordi

Antepara del molino, aquí es donde se acumulaba el agua desviada por el canal

Poco más adelante encontraremos el resto de molinos del complejo de Agorregi como el de Argin-Berri

Este antepara acumula mucha agua para el molino

Al lado de los molinos se encuentra la ferrería de Agorregi

Más adelante en nuestro reportaje profundizaremos en los molinos y la ferrería. Por ahora, proseguimos nuestra ruta en dirección ascendente hacia el punto de partida. Una vez más, la senda está claramente señalizada y el bosque se encuentra poblado de hayas, robles, arces y fresnos. Además, se ha llevado a cabo una extensa replantación de árboles provenientes de diversos lugares del mundo, cada uno debidamente etiquetado.

Para concluir nuestra travesía, exploraremos el Jardín Botánico de Iturraran, hogar de más de cinco mil especies de árboles, arbustos y flores.

Para culminar el día, disfrutamos de un picnic en la zona recreativa junto al parking. Después de una breve siesta, nos dirigimos a la cercana playa de Orio, un plan inmejorable.

Ferrería de Agorregi

En Euskadi las ferrerías comenzaron a construirse en el siglo XIII, pero fue principalmente durante los siglos XV y XVI cuando se registró el mayor auge de esta industria, llegando a haber casi 300 ferrerías. La industria naval, como se evidencia en nuestro reportaje sobre Albaola, requería una gran cantidad de elementos de hierro como clavos, anclas o cadenas de gran tamaño. Además, durante ese período se exportaba una gran cantidad de hierro desde Euskadi a países como Francia e Inglaterra, debido a su reputación por su alta calidad en términos de dureza y pureza.

Agorregi era una ferrería mayor, donde el trabajo que se tenía que hacer era el de reducir el mineral de hierro a metal. Se debía conseguir separar ese hierro y el resto de los elementos que tenía el mineral para conseguir los tochos de hierro lo más puro posible.

Para finales del siglo XVIII y principios del XIX, estas ferrerías comenzaron a volverse obsoletas. La materia prima se estaba agotando, el costo de la mano de obra se había incrementado y con la llegada de la Revolución Industrial a Inglaterra, nuestras herrerías comenzaron a quedar en desuso. Después del cierre de las ferrerías, el aprovechamiento de su salto de agua se destinó a otras industrias. Por ejemplo, en el caso de Agorregi se reutilizó como una serrería industrial donde se cortaban tablones de madera. Por otro lado, algunas fueron transformadas en centrales hidroeléctricas para generar electricidad aprovechando dicho salto de agua.

La ferrería de Agorregi perteneciente al señorío de Laurgain, quedó abandonada en 1530. Sin embargo, en 1754 el legazpiarra Joaquín de Lardizabal inició la reconstrucción de un complejo hidráulico donde se combinarían la industria metalúrgica y la molinera.

El sistema hidráulico de la ferrería de Agorregi era un ejemplo de ingeniería avanzada para la época. Mediante un canal de 2 kilómetros, se conducía el agua de diferentes regatas de la cuenca hasta la instalación metalúrgica. En Agorregi, se idearon dos anteparas o depósitos de agua dispuestos a diferentes alturas, lo que garantizaba el suministro agua suficiente incluso durante períodos de sequía para poner en funcionamiento la maquinaria de la ferrería, como los fuelles, el martillo y las ruedas de los molinos. Una vez usada el agua de la antepara superior, se vuelven a recoger en la antepara inferior y se reutilizan. El agua sobrante tras el uso en la ferrería vuelven a encauzar al depósito que hay delante de la ferrería y se reutilizaría en el molino. Todo un sistema hidráulico complejo muy avanzado para la época.

Antepara inferior, se observa como cae agua desde la antepara superior

Canal de agua que entra en la antepara superior

El agua cae sobre la turbina que hace girar el eje que impulsa el martillo de la ferrería

El eje que activa el martillo

En la visita guiada podremos observar la ferrería de Agorregi en marcha. El funcionamiento original es similar al que podemos ver en Mirandaola, pero la ferrería de Legazpi tiene un toque más parecido al original y podremos observar cómo calientan el hierro en la fragua  y las vestimentas de los ferrones que  son las mismas que se usaban hace 7 siglos.

El metal puro se obtenía dentro de la fragua, donde se hacía el fuego con carbón vegetal obtenido a partir de la madera de las hayas trasnochadas de la zona. Con las altas temperaturas del fuego, en turnos de 5 o 7 horas de hornada se conseguían eliminar las impurezas y escorias del metal. Para mantener esa temperatura del fuego se utilizaban grandes fuelles que eran activados con el agua de la antepara.

El ferrón da forma al metal con los golpes del martillo, elimina las últimas capas de escoria y da forma al metal

Molinos de Agorregi

Aprovechando el agua que se utilizaba para la ferrería de Agorregi en la orilla del río, encontramos varios molinos. El agua acumulada en la antepara cae sobre la turbina ubicada en la base del molino. Al girar, esta turbina mueve un eje central que a su vez asciende y atraviesa la muela inferior fija sin tocarla. Luego se une a la volandera, transmitiéndole el movimiento y permitiendo así moler el cereal que se encuentra entre ambas piedras. En estos molinos básicamente se molía maíz y trigo.

Existen registros de molinos de agua en Euskadi desde el siglo X y algunos han perdurado hasta nuestra época. Sin embargo, muchos de ellos dejaron de funcionar después de la posguerra, debido a la ley de racionamiento y la prohibición de los molinos. Es en este punto muchos molinos se pararon y ya no se volvieron a poner en marcha.

Varias muelas antiguas del molino

Antepara inferior donde el agua acumulada es usada en los molinos

Esquema del sistema de molinos de agua. El molinero deposita el grano de maíz en la tolva superior. Posteriormente abre el paso del agua, que cae sobre la turbina y al girar, mueve la volandera que gira sobre la muela inferior. Finalmente, obtiene el grano molido en la tolva inferior.

El agua hace girar la turbina

Las dos tolvas: la superior con el grano de maíz y la inferior el grano molido

Caserio Iturraran y el jardín botánico

Actualmente, el caserío de Iturraran es el Centro de Interpretación del Parque Natural de Pagoeta y un punto de acogida para visitantes, desde donde comienza nuestra visita. Este majestuoso caserío data del siglo XVIII y conserva su estructura original de madera, recordándonos en parte al caserío de Igartubeiti. Los primeros registros de Iturraran se remontan al siglo XV, pero un incendio en 1711 lo destruyó. Tras su restauración, ha mantenido su aspecto actual. En 1984, la Diputación de Gipuzkoa adquirió la finca y el caserío, procediendo a su rehabilitación.

El caserío alberga una exposición permanente sobre la historia, agricultura, industria, arquitectura y gastronomía de la comarca. Además, organiza actividades educativas y culturales para el público tales como talleres, visitas guiadas, conferencias y conciertos.

Centro de visitantes de Agorregi

Exposición de Agorregi

Maqueta de la ferrería y molino de Agorregi

Alrededor del parketxe de Iturraran se encuentra el Jardín Botánico, con una superficie de 25 hectáreas, de las cuales 10 están compuestas por especies autóctonas. El Jardín fue creado en 1986 y su colección consta de cerca de 6000 taxones, principalmente arbustos y árboles procedentes de diversas regiones del mundo. Resulta sorprendente pensar que en Euskadi se puedan plantar especies de lugares tan diversos, pero el suave clima de Iturraran, con abundantes lluvias y ausencia de heladas, permite conservar estas plantas.

Podremos recorrer el jardín a través de diferentes senderos y disfrutar de esta maravilla. Para facilitar las visitas, se ha creado una red de senderos que abarca más de 3 km de longitud. Encontraremos que todos los taxones están debidamente etiquetados con información sobre la familia a la que pertenecen y su procedencia.

Desde  2003 cada último domingo de abril se celebra la feria de plantas de colección, donde viveristas-coleccionistas de diferentes países exponen sus colecciones.

Abundantes flores en el jardín contiguo a Iturraran

En vuestra próxima visita a Euskadi no dejéis de visitar el Parque Natural de Pagoeta y sus atractivos turísticos de Agorregi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.